Un camino de experiencias

Un camino de experiencias

dimecres, 21 d’abril de 2010

Larga espera.

Nunca pensé que dos dias pudieran hacerse tan largos... Nunca pensé que la ausencia temporal de un ser querido de mi lado fuera algo tan terrible. Claro que no se trataba de mi Gosseta. No puedo más. Doy gracias a dormir y al trabajo que me permiten estar unas horas (bastantes en conjunto) sin pensar en lo falta para que vuelva a estar a mi lado. Es difícil de soportar (sí, hay cosas peores, lo sé) Necesito su contacto, su cariño, sus ojos en mis ojos, sus manos, su cuerpo, su manera de ser, pícara y dulce. Y lo necesito ahora, ayer, mañana, cada instante de mi vida. Ya son sólo horas, pero... qué largas.
T'estimo Gosseta.
Kondolor Jordi.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada